La risa, más que una reacción

La risa

La risa es una parte esencial de nuestras vidas. En pocas palabras, es una respuesta psicológica y física, ante ciertos estímulos. Estímulos que varían en cada persona y son afectadas por su cultura, personalidad, la situación, etc. La risa la compartimos con algunos parientes primates y cumplen funciones similares, principalmente sociales.

Parte de nuestra naturaleza

La risa lleva con nosotros casi desde nuestro origen como especie, mucho tiempo antes de la comunicación verbal. Siendo precursora de la comunicación como tal. Posiblemente originándose ante la necesidad de comunicar ciertas cosas entre nosotros como “no te quiero lastimar” a la hora de realizar cosquillas. Comportamiento que ocurre en algunos primates modernos.

Nos reímos desde que somos bebes. Su función a tan temprana edad es para comunicar a los padres sentimientos como confianza, permitiendo a los padres entender que hacer y que no. Mientras más crecemos, mayores se vuelven las causas de la risa, además de tener más funciones. Comunicar felicidad, confianza, satisfacción o hasta incomodidad.

A la medida

Muchas veces, en el caso de la risa auténtica, no tenemos control sobre nuestra risa ni de qué la ocasiona. Una de las causas más conocidas y comunes son las cosquillas. A pesar de la incomodidad que causan, es imposible evitar reírse. Luego tenemos las situaciones graciosas, que se podrían resumir como situaciones inesperadas o extrañas. Esto siendo muy cercano a lo que conocemos como comedia, que está diseñada específicamente para hacer reír a las personas.

Por otro lado, también usamos la risa en situaciones incómodas o tristes para librar estrés. Para saludar o estar de acuerdo con alguien. Mostrar afecto o cariño en situaciones íntimas. Entre otras muchas cosas, que son marcadas por la personalidad de las personas, su cultura, la situación y los receptores. Siendo las últimas dos, las más importantes, porque juegan un papel esencial en nuestras relaciones interpersonales. Porque no solo nos mostraría de cierta forma ante los demás, sino que también nos ayuda a equilibrar nuestras emociones.

Beneficios gratuitos

Como hemos comentado en Clown Terapéutico, salud y carcajadas, la risa nos trae grandes beneficios emocionales, psicológicos y físicos en nosotros. La risa causa ciertas reacciones en nuestro cuerpo que ayuda a la relajación de los músculos y la liberación de endorfina, a la vez que ayuda a asimilar información o situaciones de una mejor manera. Por esto es uno de los pilares en el clown terapéutico.

La risa es muy contagiosa, reforzando su función social. Por esto te invito a reír más y propagar el buen humor a todos los que podamos. Una sonrisa, un chiste, una carcajada, pueden ayudar mucho a una persona que no se encuentre del todo bien. Recuerda que al ayudar a alguien también nos ayudamos a nosotros mismos.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público.