La herencia de la juventud y su futuro legado

Hoy, en el día internacional de la juventud 2021, queremos recalcar la gran responsabilidad con la que cargan los jóvenes y la difícil tarea que tienen por delante. La juventud actual ha heredado de las generaciones posteriores un mundo devastado por la contaminación, tanto ambiental como mental. Y es por esto que millones de ellos se encuentran cada día trabajando con más ímpetu que nunca para mejorar el mundo en que viven y heredar un mundo mejor. Para hablar con mayor detalle sobre esto, primero debemos de definir quiénes son los jóvenes.

La gran fuerza del presente

Para hacer más sencillo el estudio de este sector demográfico tan dinámico y cambiante, los jóvenes están definidos como las personas que se encuentran entre los 15 y 24 años de edad. Por lo que representan una gran porción de la población mundial. Un sector que como nunca ha tomado un protagonismo estelar en los ámbitos social, cultural y económico.

La juventud está directamente relacionada con el cambio, la rebeldía y el futuro. Cada vez hay más jóvenes interesados y enfocados en la tarea de mejorar el mundo en el que vivimos. Cada vez son más exigentes respecto a las decisiones que se toman para solucionar las diferentes problemáticas que enfrentamos en la actualidad, solicitando un enfoque más justo e inclusivo. Los jóvenes están empezando a dejar los métodos tradicionales de participación, por métodos más directos y que atacan rápidamente las problemáticas. Desarrollando proyectos, propagando información, ideando productos y servicios, etc. Esta generación está tomando con las manos desnudas y con una enorme fuerza de voluntad la gran tarea de mejorar el mundo que se les fue heredado.

La juventud pretérita

Todos pasamos por la etapa de la juventud, y así lo hicieron los adultos de la actualidad. La historia de nuestra sociedad ha ido cambiando progresivamente a lo largo de los años. Los cambios más importantes siempre han estado acompañados de movimientos sociales. Movimientos que muchas veces fueron protagonizados por jóvenes. La juventud siempre ha tenido esa fuerza innata por cambiar su entorno, romper lo establecido y generar la transformación del mundo.

Lamentablemente, son muchos los adultos que pierden esta emoción y adoptan comportamientos conservadores, velando por su seguridad individual. Todos hemos sido testigos de este comportamiento, pues los jóvenes siempre son criticados por los de mayor edad, a pesar de que ellos pasaron por la misma etapa. Es precisamente estos comportamientos individualistas y la falta de empatía por los jóvenes, lo que ha causado muchas problemáticas que las nuevas generaciones tendrán que solucionar.

Por esto es importante la tarea que cumplen los adultos para con los jóvenes. La cual es educar, preparar y, sobre todo, inspirar a los jóvenes a mantener su espíritu de cambio. Los adultos deben de limitar a los jóvenes y apoyarlos en sus decisiones. A la vez que deben ser consientes de que sus actos afectan también a las demás personas y a las generaciones futuras. Idea que también debe de ser inculcada en los jóvenes para que sean, en el futuro, adultos responsables. Adultos que dejen el individualismo y promuevan un pensamiento colectivo.

Un porvenir esperanzador

En la actualidad, los jóvenes cuentan con una infinidad de herramientas que los ayudan en su desarrollo y en el logro de sus objetivos. No es casualidad que ahora haya más de ellos participando en el cambio, es claramente el resultado de la globalización y el avance tecnológico. La tecnología es el pilar del desarrollo de nuestra sociedad contemporánea, y es ampliamente usada por los jóvenes. Esta les permite educarse sobre gran variedad de temas, comunicarse entre ellos y generar proyectos innovadores que respondan a multitud de necesidades.

Un factor muy importante en la formación dela juventud es también la salud mental. Esta ha cobrado más importancia estos últimos años, debido a la abolición de estereotipos y los resultados que ha traído una sociedad desinteresada por este tema. Los jóvenes son consientes de esto, y se preocupan más por su salud mental, trabajando en su autoestima o acudiendo a terapia. Por esto mismo creemos que es esencial que la juventud haga contacto con el clown terapéutico. Metodología que los ayudará a conocerse mejor, mejorar sus capacidades sociales y ser más felices.

La juventud contemporánea está haciendo un esfuerzo tremendo para mejorar el mundo y volverlo el lugar en que desearían vivir. Tienen la responsabilidad y el compromiso de solucionar los problemas que llevamos acarreando como sociedad a nivel mundial, principalmente porque son ellos quienes moldean la moldean día a día. Afortunadamente, continuamente se van sumando más y más jóvenes en esta misión por construir un mundo del cual se sientan orgullosos de heredar a las próximas generaciones.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público.