Hola, soy la Dra. Yiyi

“Mediante la terapia se logra guiar a las personas a un mundo de luz, amor y paz”

Por Angie Gomez Bendezu

Artista, clown terapéutico, músico, maestra de iniciación musical, escritora y actriz en formación.

Soy una persona que desea curar a todo ser humano a través de las diversas áreas del mundo del arte y el mundo holístico.

Llegué a este mundo perfecto en el año 1993. Alcancé a ver el Sol en el horizonte al amanecer. Escuché música de los discos de vinilo, herencia de mi abuelo materno. Vi hermosas pinturas abstractas de mi padre por única vez. Mi comida favorita siempre fueron las papas fritas con huevo, las frutas y las verduras (todo lo que nos otorgue nuestra amada madre naturaleza Pachamama). Vestí ropa holgada y aniñada hasta los 20 años. Escribí cartas de amor para las enamoradas de mis hermanos y recibí la primera carta de amor de mi propia madre. Jugando básquet me dislocaron el pie y yo solita enderecé mi hueso (Jajaja) (No lo recomiendo, aún tengo el pie dislocado)

… Escribí cartas de amor para las enamoradas de mis hermanos y recibí la primera carta de amor de mi propia madre. Jugando básquet me dislocaron el pie y yo solita enderecé mi hueso (Jajaja) (No lo recomiendo, aún tengo el pie dislocado) …

Actualmente me desempeño como maestra de Iniciación Musical en la Institución Educativa “Cocoroco” e impartiendo conocimientos de Clown Terapéutico en diferentes Instituciones Educativas. Asimismo, desarrollo diversos talleres para que las personas encuentren el verdadero significado del amor. En este momento me encuentro en plena formación actoral, en la Escuela de Teatro de Lima. Soy fundadora del Concurso Nacional de Guitarra “Cultura Viva” y asociada del Proyecto Arteduca. Formo parte del grupo “Semilla” dentro de la Red Peruana de Payasas del Perú. 

Esto significa que he tenido la suerte de trabajar en varios proyectos personales, que no me asustan los retos ni los cambios y que, todo lo que hago, es con total pasión y amor. Ahora tengo 28 años, con una maravillosa hija de 5 años y aún con el corazón abierto, esperando a mi compañero de vida.

Es un poquito de mí, en estos últimos años.